Inicio Opinión El mito de la motivación

El mito de la motivación

por Melissa

Actualmente todo gira en torno de la motivación, una industria valorada en millones de dolares, tenemos desde libros, conferencias, documentales, canales de YouTube y por lo menos en nuestras redes sociales seguimos a una de estas cuentas o personas que se dedican a través de imágenes y videos a motivarnos diariamente.
¿A quién creerle?, ¿a quién seguir?, ¿meditar?, ¿hacer yoga?, ¿astrología?, ¿vida fitness?, ¿el «aquí y el ahora» o ponernos metas y objetivos?, ¿emprendimiento? o ¿terapia?, algo que debemos tener muy claro es que no nos dejemos guiar por ciertas personas, cuentas o teorías, sólo porque «todos dicen que es así» o «está de moda», encontrar y practicar lo que te sientas identificado y lo que fluya mejor para ti es la clave para conseguir tus metas y sentirte cómodo con las acciones que realices.

Le puede interesar: A Barrancabermeja La Dejamos En Los 90’S

En este siglo de la información puedes averiguar prácticamente cualquier cosa de cualquier cosa, valga la redundancia, así que si te inclinas por una metodología y sientes que es el camino a tu éxito y a evitar tu frustración, pues has encontrado tu guía espiritual.

Frases como «El universo te lo concederá si lo pides con ganas», libros como «El Secreto», autores como Anthony Robbins, que predican que hay que ser felices y pedirle al universo que te conceda los deseos como una lámpara maravillosa.  «El mito de la motivación» y la «estafa de la autoayuda» como dicen muchos, es solo válida si trabajas
por ello y haces que suceda.

Nos hace falta disciplina y estrategia, y no quiere decir que pases 8 horas haciendo tus tareas en tu lugar de trabajo, y el resto del día la pasemos divagando y realizando actividades que no te traerán frutos en el futuro. Necesitamos ser disciplinados en todas las actividades de nuestro día, el tiempo es muy valioso y cuando entiendas que no es un día más sino un día menos, que tu eres el autor material de que tus sueños se hagan realidad y que perder tiempo en banalidades solo te hace retroceder, te podrás a trabajar y poco a poco lograrás lo que te propongas.

Cuando llegamos a los 18 años, generalmente, llega el momento en que debemos ser o por lo menos actuar como nuestros propios padres. Cuando fuimos niños nunca le dijimos a nuestra madre: -Ya es suficiente de jugar, necesito ayudarte con la limpieza de la casa. De esa misma forma funciona la motivación, que podríamos llamarla AUTOMOTIVACIÓN, así quieras ser millonario y hayas hecho los ejercicios del secreto, tengas una pizarra de deseos, ores y le pidas a todos los dioses que te concedan el deseo, así lo imagines, lo huelas, lo sientas como dicen los libros, identifiques y escribas una y otra vez tus metas y tus objetivos; si te quedas en tu cama hasta las 10 AM o sólo estas pegado a tus redes sociales, déjame decirte que aunque sea por casualidad (que a veces sucede) no conseguirás lo que deseas.

«Es simple conseguir lo que quieres. Pero no es fácil».  Mel Robbins

Tomamos decisiones a cada segundo de nuestro día, no solo sobre nuestras metas, sino como nos sentimos y con que perspectiva observamos las cosas. Todo son decisiones, decisiones y nos cuesta tanto. Se nos pasa la vida esperando que nos den las suficientes ganas, «Hoy tengo gripe», «Anoche dormí muy mal», «No tengo dinero», «Hoy esta lloviendo» y pasamos la vida en una piscina de excusas porque no actuamos como nuestros propios padres y nos ponemos a trabajar.

Luchar por nuestras metas es incómodo, hay días en que estas muy motivado y otros en que quieres quedarte en casa. A todos nos pasa, debes presionarte y trabajar muy duro, nunca llegará el día en que te dices «Hoy me siento con muchas ganas de hacer ejercicio por dos horas», » ¡Que delicia no comer carbohidratos!, ¡Que horror es comer pizza con Coca-Cola!. No y no, nunca tendrás esas ganas así que todo absolutamente todo depende de decidir y actuar hasta lograrlo. Y hay un hecho, el sentir cierta liberación cuando aceptas que tienes que presionarte para lograr tus objetivos.

Una de las claves para llenarte de motivación es crear metas específicas cortas, para llenarte de energía y sentirte con ganas de más, buscar qué es lo que te apasiona de verdad y luchar contra la postergación y los distractores.

«El genio es resultado de 1% inspiración y 99% transpiración» Thomas Edinson

Todo sacrificio tiene entre lineas la posibilidad de un fracaso, y en la mayoría de los casos no realizamos alguna actividad por miedo a que nos suceda, el fracaso es parte normal en nuestra vida, el mundo es como es y cada experiencia buena o mala te regalará mucho aprendizaje. Si tienes metas y expectativas muy altas y no las cumples, en el peor de los casos, además tienes poca tolerancia al fracaso y a la frustración, simplemente puedes sentirte derrotado y sin ganas de volverlo a intentar. Por eso debes ver todo lo que te sucede, absolutamente todo como una enseñanza, solo debes levantarte, limpiarte el polvo y seguir en tu lucha.

¿Has leído la historia de Thomas Alva Edison? El inventor de la bombilla eléctrica, una historia de paciencia y perseverancia,Edinson intentó mil veces y con más de 300 teorías para al final lograr su cometido. «No fueron mil intentos fallidos, fue un invento de mil pasos»  Thomas Alva Edison. de la misma forma que Edinson hay muchas personalidades que luego de muchos intentos y Y a ti ¿Qué te detiene?

«El éxito es tambalearse de fracaso en fracaso sin perder el entusiasmo». Winston Churchil

A final de cuentas, sea de la religión o culto que seas, practiques cualquier ciencia, alguna clase de meditación, leas a Coelho o escuches a Arjona, lo importante es que trabajes en tus metas, y te esfuerces para cumplirlas, las vibraciones, las energías y el universo son solo condimentos cuando tienes establecidos tus objetivos y sabes a donde quieres llegar. Con disciplina, empeño, estrategia y sin molestar a nadie.

Escrito por: Janiela Cid

xqw

Instagram: Janielacid
Twitter: Janielacid
y mi página web: www.janielacid.com

También te puede interesar: