Inicio Opinión Atropello, arbitrariedades e ilegalidades por parte de la Alcaldía de Bucaramanga

Atropello, arbitrariedades e ilegalidades por parte de la Alcaldía de Bucaramanga

Conozcan los atropellos, actos arbitrarios e ilegales de un tan consorcio Construcol que no hemos podido encontrar por Internet, y del cual sólo sabemos que su representante legal Rene Pinto, tiene su residencia en la Carrera 36 No 41-52 apartamento 402 de Bucaramanga.

Dicho personaje avalado por la Alcaldía Municipal y Secretario de Infraestructura, con el famoso cuento de recuperación de espacio público están demoliendo nuestro predio ubicado en la Carrera 40 No 46-136  y el de la Señora Graciela de Blanco; inmuebles que según el Código de Urbanismo quedaron denominadas “vivienda históricas”.

Ya causaron nuevamente daños graves al inmueble de la Sra. Darelis Duran Duran, por tercera oportunidad, y también a la vivienda siguiente de propiedad de Yolanda Ladino y la de la esquina de propiedad de la Sra. Nohemí, de donde sin permiso de su propietaria, y sin licencia ambiental ni permiso alguno, arrancaron un pino fino, pino que pidieron de un edificio se los regalara y lo desaparecieron sin conocer donde lo colocaron.

Vía Bucaramanga-Barrancabermeja seguirá abierta

Esas obras las están realizando sobre nuestra propiedad privada, porque ya obtuvimos folio de matrícula inmobiliaria, escritura pública, carta catastral y el dictamen de persona idónea, nos lleva a dejar plenamente demostrado que para esas obras están usurpando la propiedad privada.

Pero lo más grave aún es que la Policía Nacional, quienes por mandato Constitucional están para defender vida, honra y bienes de las personas, en cabeza del Intendente Enrique Estupiñan, los avala, porque el lunes 13 de Enero de 2020, me amenazo con un Comparendo sino los dejaba trabajar y ayer nos obligó a mi hermana abogada y a mi, a que nos quedáramos quietas y nos mandó una fuerza especial para que no nos opusiéramos a la realización de esas obras.

Hemos puesto queja a su superior y nada hizo, antes mandaron hoy más refuerzos y las cosas continúan y aún peores con semejante humillación, atropellos e ilegalidades.

Esos atropellos las están realizando respaldándose en el contrato 347 de 2011, que fue suspendido por orden de Juez, mostramos ese fallo al Intendente Enrique Estupiñan, y omitió tenerlo en cuenta.

El contrato 347 de 2011, ilegalmente dicen que es consecuencia de una Acción Popular de Daniel Villamizar contra Darelis Duran Duran y el Municipio de Bucaramanga, y como nos defendemos con el Código de Urbanismo y el fallo de la acción de tutela que en ese tiempo ganó la abogada  Doris Manosalva de la Rosa, hoy andan fundamentándose en otro fallo de Acción Popular del mismo Daniel Villamizar, pero contra Milton Cañón y el municipio de Bucaramanga, siendo que esos fallos no producen efecto erga omnes, sino efecto entre partes que son Milton Cañón y el Municipio de Bucaramanga.

Para terminar, se hace claridad en lo siguiente: El hecho que el Municipio de Bucaramanga, hubiera sido parte en esa Acción Popular, no quiere ello decir que el Municipio de Bucaramanga, tenga que intervenir los demás predios del sector comprendido en la Carrera 40 con calles 46 y 48 como lo están haciendo; lo que se quiere con ello decir, es que si el propietario de ese entonces Sr. Milton Cañón, no realizaba las obras impuestas por un Juez o Magistrado, en la Acción Popular, las debía realizar el Municipio de Bucaramanga, y en este caso extremo era que estaba facultado el Municipio de Bucaramanga, para celebrar contrato, pero no celebrar contrato para intervenir otro u otros inmuebles diferente.

Ojo, el fallo de Acción Popular en contra del Sr. Milton Cañón, es del año 2014, y el contrato es el No 347 de 2011, y el inmueble de Milton Cañón se encuentra ubicado en la Carrera 40 No 46-05 del barrio Cabecera del Llano de Bucaramanga.

La Alcaldía Municipal de Bucaramanga, ni la Secretaria de Infraestructura nos han notificado Acto Administrativo alguno, que respalde la realización de esas obras. «Por ello las llamamos, arbitrarias e ilegales».

Por: Sara Rojas

“Las opiniones vertidas en esta sección son de exclusiva responsabilidad de quienes las emiten y no representan necesariamente el pensamiento ni la línea editorial de Dígame.com.co”

También te puede interesar: