Inicio Opinión ¿Qué papel cumplen las emociones en la educación de tus hijos?

¿Qué papel cumplen las emociones en la educación de tus hijos?

por Edison Javier Gomez Ferreira

¿Sabes por qué golpeas a tus hijos?

Hace poco observé en internet que el gobierno emitió una ley donde prohíbe rotundamente que los padres maltraten físicamente a sus hijos, esta noticia, causó revuelo en muchos padres de familia donde argumentaban que el futuro de la humanidad estaba en el limbo, afirmaban que la sociedad estaba perdida debido a que las leyes eran muy flexibles con los niños y el castigo físico se hace indispensable a la hora de educar a el futuro de la humanidad.

Sin embargo, pregúntate, cuando golpeas a tus hijos ¿Cómo es tu estado emocional? ¿si estuvieras feliz ¿los golpearías por esa misma acción?, en cierta ocasión llegué a casa de una amiga y acabada de castigar físicamente a su hijo, me narró lo sucedido para justificar el hecho, a lo que le pregunté: ¿Cuál era su estado emocional? ¿tienes alguna dificultad en esta mañana? ¿si no estuvieras pasando por esa situación lo castigarías? Cambio su semblante, me manifestó el estado emocional en que se encontraba y reconoció con tristeza, que sin darse cuenta castigó al niño por lo que sentía y realmente la acción que cometió no justificaba el maltrato del ser que más amaba.

¿Cómo deseas que te corrijan cuando te equivocas? ¿Si crees que el castigo físico es el camino correcto para educar y corregir, justificarías que cuando te equivoques te den unos cuantos golpes para enderezar tu camino?, ¿Cómo te sentirías? y si la respuesta es no, ¿qué te hace pensar que tus hijos necesitan del maltrato físico para ser seres de bien?

Cuando hablo con mis hijos, porque no tienen el estado anímico para ejecutar una acción, les suelo recordar que el camino más fácil es coger una correa y obligarlos a que realicen la acción pertinente, no hay nada de grande en eso, la mayoría lo hace, es la acción más cobarde y rápida por las que puede optar un padre de familia, entonces ¿Qué debe hacer un padre de familia para lograr encaminar a los niños por el camino correcto?

Sin duda alguna,  puedo darte muchas respuestas, que me han funcionado en la educación de mis hijos , sin embargo, actúo de acuerdo a mi mapa mental, por lo tanto, lo que funciona para mis hijos, no necesariamente funciona para los hijos de otras familias, contaré algunas anécdotas como punto de referencia, sin embargo la educación de nuestros hijos es una responsabilidad de cada padre, por lo tanto, se hace necesario, adquirir herramientas emocionales que te permitan conocertete a ti mismo y accionar de la forma pertinente en cada caso.

En mi experiencia como padre, he comprendido que cuando nuestros hijos se equivocan, mas que una correa que los adiestre, necesitan un abrazo que los redima, para que se sientan amados y con la confianza para continuar el camino, muchas veces ni siquiera necesitan un consejo, tan solo las preguntas pertinentes para sumergirse en un viaje al interior de su ser y así, encontrar las respuestas que les permitan conocerse emocionalmente.

En algunas ocasiones que llegue a casa, alguno de mis hijos se acercaban a colocarme quejas acerca del hermano, siempre les respondí, si tu hermano se portó mal contigo ve y dale un abrazo, dile que lo perdonas y lo amas incondicionalmente, la respuesta no se hace esperar, siempre me decían, como le voy a dar un abrazo si lo que merece es un castigo, les explicaba que no hay nada de grande en eso, la mayoría lo hace, y de hecho, el castigo es lo que la otra persona espera, sin embargo al recibir una abrazo como respuesta creando un choque emocional que transforma sus vidas de forma asertiva.

Así mismo, Siempre acudo con el hijo que este incurriendo en la falta y suelo abrazarlo y decirle que todo estará bien, y le pido que observe sus emociones, que como le gusta que sea tratado y como cree que le gusta ser tratado a su hermano o hermana según el caso, estas preguntas los lleva a reflexionar sobre su comportamiento sin sentirse juzgados, sin embargo, les permite reflexionar no sobre el acto en sí mismo, que es solo un fruto de una raíz que hay en lo mas profundo de su ser,

Si no de la emoción que origina el comportamiento, siempre les doy la posibilidad, para que, cuando se sientan libres de darme una respuesta acerca de sus sentimientos me lo comenten y, muchas veces, días después, me han contado el sentimiento en que se encontraban al momento de tratar mal a su hermano.

Sin necesidad de castigarlos físicamente, se hace un trabajo de autoconciencia, donde cada niño puede observar que el problema no radica en la acción que realiza, la raíz está en la emoción que los invade en cierta etapa de sus vidas. Antes de castigarlos hazte preguntas de autoconciencia ¿conoces sus miedos? ¿Qué sentimientos los embargan? ¿tienen confianza en si mismos? ¿Qué experiencias los han marcado que les impiden avanzar? ¿se sientes amados o rechazados?, sin duda alguna que responderte estas preguntas puede cambiar el rumbo en la forma en que educas a tus hijos y les servirá de apalancamiento emocional para volar por encima de las adversidades.

El escritor alemán Johann Wolfgang Von Goethe, solía decir: si tratas a una persona como es, seguirá siendo como es, si lo tratas como aquella persona en la que se pueda convertir muy posiblemente en eso se convertirá, aprende a ver a tus hijos con amor, recuerda que DIOS te puso en el camino para que los guíes, guiar significa ir delante de alguien o junto a él para indicarle el camino a seguir o para conducirlo hacia un lugar determinado, la educación no tiene nada que ver con golpes  ni insultos, ni maltrato emocional, es enseñarles herramientas para que puedan enfrentarse a las adversidades por sí solos, al principio de sus vidas, estarán en los barcos de nuestra existencia y nuestro deber es enseñarles a navegar aun en las tormentas más difíciles y para esto, requiere que lo sepamos hacer, hoy tal vez seamos capitanes en sus vidas, pero pronto, descenderán de nuestro barco y zarparán en sus propias embarcaciones y dejaremos de ser  capitanes de sus vidas y nos convertiremos en faros que los guían en las noches tormentosas.

En mi libro combustible emocional, narro la historia sobre un pequeño con características poco deseables, siendo solo un adolescente ya contaba con varios anti récords que sin duda alguna, ningún padre desearía tener un hijo con estas características, con tan solo 13 años, tenía como antecedentes el de romperle la cara a un compañero de clase al golpearle el rostro con un candado, también había intentado apuñalear a uno de sus compañeros de clase, como si fuera poco, intento golpear a su madre por no poder darle las comodidades que el exigía, además, tuvo el registro de ser por varios años el alumno con mas bajas calificaciones de su escuela, como si fuera poco, su madre era analfabeta y se desempeñaba como empleada doméstica,  aparentemente, no contaba con recursos para guiarlo por mejores caminos.

Cuando narro esta historia, y suelo preguntar como visualizan el futuro de este niño, un alto porcentaje lo describe como un gran delincuente, si es que llega a vivir algunos años, sin embargo para ser líder no se precisa títulos de nobleza ni diplomas universitarios, su madre sabia que,  quería para su hijo, y decidió verlo con la mirada del amor, se apersonó de su educación, de guiarlo, de ir enfrente de él y mostrarle el camino a seguir, el esfuerzo valió la pena, años más tarde este niño se convirtió en el doctor Benjamín Carson, el mejor neuro cirujano del mundo, no fue fruto del azar, ni del destino, fue producto de inteligencia emocional, donde desarrollaron autoconciencia para identificar las emociones, autocontrol para transformarlas, de automotivación para avanzar cuando el futuro se percibía oscuro y tormentoso, de empatía para entender a los demás y por ende una mejora en las relaciones interpersonales.

Por lo tanto, pregúntate: ¿Qué herramientas emocionales necesitas para guiar a tus hijos por el camino del éxito? ¿a que debes renunciar para mejorar tus relaciones con los seres que mas amas?

¿En que desees que se conviertan? ¿eres emocionalmente consciente percibir sus emociones? Recuerda no se nace con inteligencia emocional, es una habilidad que puedes adquirir.

Adelante, haz que las cosas pasen

Edison Javier Gómez Ferreira

Le puede interesar: ¡UN LLAMADO A LA CONCIENCIA!

También te puede interesar: