Inicio Opinión Mujeres que dejan huella

Mujeres que dejan huella

por Edison Javier Gomez Ferreira

Desde que leí este poema por primera vez, quedé fascinado por la manera en que William Golding describe la capacidad de la mujer para transformar la existencia, el poema dice:

Creo que Las mujeres están locas si pretender ser iguales a los hombres,

Son bastantes superiores y siempre lo han sido,

Cualquier cosa que des a la mujer, ella lo transformará en algo mejor,

Si le das una esperma, ella te dará un hijo,

Se ledas una casa, ella te dará un hogar,

Si le das alimentos ella lo transformará en comida,

Si le das una sonrisa, ella te dará su corazón,

Engrandece y multiplica cualquier cosa que le des,

Si le das basura, prepárate para recibir toneladas de mierda,

Este poema, tiene un gran significado, aunque difiero de la última frase, porque considero que las mujeres son mucho más que seres reactivos, que solo actúan de acuerdo a los que les sucede. Las mujeres son seres extraordinarios, con la capacidad de transformar su existencia, existen historias extraordinarias a través de la historia que dan crédito a lo que escribo.

Imagínate que durante años caminas por las calles de tu ciudad y observarás dos personas adictas a las drogas que recogen las sobras de alimento que arrojan los restaurantes a la basura, junto a ellos están su hija, observándolos y sin tener más alternativa que hacen lo mismo, y observas este patrón de conducta durante años.

Desde lo que percibes, ¿Cuál crees tu que sea el futuro que les puede deparar a esta niña?, cuando hago esta pregunta la gran mayoría de las personas suelen responder con desesperanza, diciendo que lo mas probable es que sigan el ejemplo de sus padres, sin embargo, existen casos excepcionales que nos inspiran para que podamos ver un poco más allá de lo que perciben nuestros ojos.

Hay una frase que reza así: “unas personas nacen con estrellas y, otras nacen estrelladas”, sin embargo, los seres humanos tenemos la oportunidad de moldear las circunstancias si aprendemos a mejorar la percepción de lo que vemos, esta niña, no tuvo las circunstancias a favor suyo, sabía que, si imitaba la conducta de sus padres, ese era el futuro que le esperaba, y no era lo que deseaba para su vida, cuando su madre murió, con solo 16 años, asumió la responsabilidad de su vida, decidió, retomar sus estudios, ser la mejor de su clase para poder a las becas estatales.

Con esfuerzo y dedicación, comenzaba a moldear las circunstancias a su favor, logró una beca para estudiar en una de las mejores universidades del mundo, en Harvard, no fue suerte como algunas personas argumentan, la suerte es la excusa de los negligentes y fracasados, fue con esfuerzo y determinación, el camino no fue fácil, pero nunca se rindió, observó las dificultades como las pruebas que debería superar para fortalecerse emocionalmente, y de este modo, poder avanzar.

Esta no es una historia de ciencia ficción, no es un cuento de hadas, es la historia de Elizabeth Murray, al día de hoy, es escritora, psicóloga y conferencista, ha estado al lado de personalidades como Dalai lama, Bill Clinton, entre otras personalidades del mundo, en 1996 nadie creería que una niña callejera, mugrienta y llena de piojos `pudiera realizar tal hazaña, sin embargo, hoy día, es un faro encendido que ilumina nuestros senderos donde nos recuerda que, si pagas un alto precio podrás alcanzar tus sueños.

¿Cuál es tu situación? ¿Cuáles son los obstáculos que se interponen entre tú y tus sueños? ¿Qué pasará si las circunstancias se ponen cada día más difíciles? ¿te rendirías?, si la respuesta es no, ¿Qué acciones harás cada vez que el camino se difícil? ¿Qué tienes que aprender? ¿Qué puertas debes tocar? ¿Cuántas veces estas dispuesta a insistir? ¿Qué puedes aprender de Elizabeth Murray?

Mujer, no te rindas por oscuras que sean las circunstancias, debes avanzar, me gustaría escribir este texto para decirte que todo va a ser fácil, pero no es así, El mundo no va a cambiar para que te sientas cómoda, la mayor parte del tiempo las cosas irán en contra vía de tus sueños, debes caminar en contra corriente, el viento no soplará a tu favor y eres tú quien debes aprender a manejar las velas para utilizar la fuerza del viento a tu favor, con quejarte y lamentarte no avanzaras hacia tus sueños, evita que las emociones te dominen, evita ser reactiva, y me dirás ¿pero cómo hacerlo ? Hazte preguntas diferentes, Respira profundamente y tomarás el control de tu emoción y así de las circunstancias, la vida no siempre será fácil, aun así, hay un camino que conduce hacia tus deseos y debes construirlo.

Cuando sientas deseo de rendirte, recuerda el mensaje que DIOS tiene para ti: esfuérzate y se valiente, no temas ni desmayes que yo iré delante de ti,

Haz que las cosas pasen.

Feliz día de la mujer.

Le puede interesar: Feminismo, activismo e inclusión social

También te puede interesar: