Inicio Qué hay de la vida de Mujeres líderes: Rosalía Solorsano

Mujeres líderes: Rosalía Solorsano

por Karolina Diaz

Rosalía Solorsano Angulo, una mujer de 48 años madre de dos hijas. Viene de un hogar cuya madre es Santandereana y un Padre Caleño, cinco hermanos: tres mujeres y dos hombres.

Es ingeniera civil, especialista en gerencia de la Universidad Pontificia Bolivariana, Orgullosamente barranqueña. Refiere que sus prácticas laborales, las desarrolló en la Alcaldía de Barrancabermeja y desde entonces, no se desvinculó del sector público.

Relata que, solo durante unos cuatro años, se vinculó al sector privado, por decisión personal, después de haber culminado como gerente en Aguas.

Una mujer de retos

A través de un emprendimiento desde su profesión, a los 32 años, decidió también ser madre y darse la posibilidad de vivir la experiencia con quien para entonces era su pareja.

Éste proyecto tuvo un espacio significativo en la vida de Rosalía ya que deseaba vivir la experiencia de ser líder de su propia empresa y había sido uno de sus grandes sueños.

También puede leer: Mujeres lideres: Yesenia Narváez Gómez

De este emprendimiento se logra consolidar una empresa; fue entonces una de las propietarias y tuvo a cargo la parte administrativa y financiera de ésta. Sin embargo, situaciones personales la llevan a hacer un alto en su vida, redireccionarla y asumir nuevos cambios.

La oportunidad de crecer y aprender

Así entonces, se vinculó nuevamente al sector público en el Ministerio de Vivienda en Bogotá y reconoce que es una mujer apasionada por su trabajo pues lo ve como un medio para aportar a las personas que contribuya a impactar positivamente y les aporte en su vida.

Añade que no es sencillo ya que una mujer no solo es empleada, también cumple otros roles como ser hija, hermana, esposa y madre y a veces es difícil suplir cada uno de los espacios.

Los aprendizajes para la construcción de una mujer

Con la valentía de la madre, todos los hijos son profesionales e independientes. En su memoria permanecen algunas palabras de la ella cuando era pequeña diciéndoles “hay que trabajar, ustedes son grandes personas, tienen una estrella y Dios los va a iluminar siempre” y bajo ese llamado reiterativo y con el amor, la paciencia y el sacrificio como mamá, logró hacer de cada uno lo que hoy en día son.

Siempre ha insistido que deben lograr cada uno de sus sueños, propósitos; ser independientes económicamente y también, emocionalmente, y nunca alejarse de Dios y de los principios que ella siempre les recalcó.

Cuando la han descrito como persona, reconoce que es debido a esa exigencia de esa mujer formadora, impulsándolos siempre ha ser muy buenos profesionales, a entregar lo mejor de cada uno y, asimismo, a ser muy buenos seres humanos bajo el temor de Dios.

 La posibilidad de soñar, crecer y desarrollar

En la actualidad y desde que tuvo la oportunidad de volver a vincularse con el equipo del actual gobierno, ha deseado poder sumar cada uno de los esfuerzos como colegas entre las dependencias y a través de toda la institucionalidad y autoridades correspondientes, contribuir mancomunadamente con los líderes, las comunidades y el ente territorial un impacto positivo en el territorio.

Barrancabermeja tiene grandes riquezas naturales, la ubicación geográfica y la conectividad fluvial, aérea, terrestre e incluso férrea, posibilita que el territorio sea un emporio e impulse el crecimiento para diversificarse fuera de la industria petrolera.

Ahora puede leer: Mujeres lideres, Jessica Ramírez

Aportar desde sus conocimientos y experiencia a mejorar las condiciones en la calidad de vida de los barranqueños a través de nuevas infraestructuras con nuevos elementos que permitan visualizar el desarrollo y crecimiento son algunos de sus proyectos.

Pensar en territorio y planificar la construcción de éste, permite dar pequeños avances en la transformación de ese sueño de Rosalía para Barrancabermeja. Afirma que en la medida que se logren esos avances, más difícil será retroceder en desarrollo.

De las dificultades al empoderamiento

Rosalía solo ve diferencias entre mujeres y hombres desde un tema biológico y de fuerza bruta, pero con las mismas posibilidades, capacidades intelectuales e incluso de habilidades, ahora bien, en temas de oportunidades laborales si es posible evidenciar, más aún, las brechas.

Ella ejemplifica esto de la siguiente manera:

“Estamos buscando a una persona para que asuma este reto de cualquier proyecto; tienes un hombre y una mujer con las mismas capacidades y habilidades de dialogo, asertividad, entre otras pero empiezan entonces a decir: ‘es que una mujer si tiene hijos, es un limitante porque no tendrá la misma disponibilidad de tiempo; somos de ‘corazón’ pero yo lo llamo más fuertes porque para mí, el ser sensible no quiere decir que seamos débiles, mientras que un hombre quizá no y esto puede convertirse en una desventaja”.

Refiere, además, que también ha tenido que vivir momentos de dolor y frustración pero que pese a las situaciones adversas por las cuales ha atravesado, éstas le han permitido ser la mujer que es actualmente.

Las mujeres, agrega, son mucho más sabias y tienen la capacidad de analizar el contexto global de las situaciones.

Un llamado a la acción para todas y ella misma

Su referente de liderazgo indiscutiblemente es su madre, pues logró transmitir y forjar, a través del ejemplo, la dedicación y las lecciones, quien ella es.

Deja en claro que cree y confía en que el liderazgo está intrínseco en cada ser humano desde su contexto y desde las posibilidades que tiene cada persona. Refiere que ella lo desarrolla a través de su trabajo; la enorgullece y la exalta cuando ha generado impacto, cuando logra aportar en la transformación de comunidades o personas y permite brindarles otro panorama de solución.

Hace remembranza de su vida y se permite concluir que ha hecho las cosas bien, reconoce que es una persona con defectos pero que cada día se da la posibilidad de aprender de quienes la rodean, de nutrirse de cada una de ellas para mejorar y poder brindar la ayuda necesaria.

Asimismo, reconoce que ha aportado durante su trasegar, un poco de lo que ella es en algunos corazones de las personas a su alrededor.

Soñar, arriesgarse y empoderarse

Expresa un mensaje a cada una de las mujeres que tienen la posibilidad de construir en las niñas, adolescente y jóvenes, que existen muchas oportunidades para aprender, transformar realidades, de ser libres -económicamente, emocionalmente y de pensamiento- sin enfatizar en sexos o géneros y arriesgarse sin miedo.

“Si la cobardía nos gana, nos deja ahí; por eso debemos buscar ser valientes porque tenemos las capacidades, porque cada una puede encontrar esa fuerza para soñar y darse la oportunidad de avanzar”.

En este mes, desea para todas que puedan ser fuertes, apasionadas y arriesgadas.

“la mujer transformará la humanidad”.

Le puede interesar: Mujeres líderes: Martha Domínguez

También te puede interesar: