Inicio Opinión ¿Futuro incierto para nuevos comunicadores?

¿Futuro incierto para nuevos comunicadores?

por Ruben Romero

Qué ofrece Barrancabermeja a quienes se forman como comunicadores/periodistas más allá de las instituciones públicas o medios tradicionales.

Cerca de 250 estudiantes conforman el programa de Comunicación Social de la Unipaz, programa académico que después de cinco años de formación entregará los primeros profesionales a Barrancabermeja. Cerca de una decena, acorde a fuentes académicas no oficiales y el cumplimiento de sus requisitos, los estudiantes que serán profesionales de las comunicaciones antes de mitad de este año.

Cama pa´ tanta gente

Ahora bien, superando esta importante novedad y entendiendo que la ciudad cuenta con periodistas profesionales y empíricos desde hace años, me pregunto: ¿Está Barrancabermeja preparada para recibir más profesionales cuando medios de comunicación reducen sus equipos de trabajo o, peor aún, cierran sus oficinas?

Antes de seguir planteando dudas con relación al futuro de los comunicadores/periodistas en el municipio, vale la pena aclarar que éste es un aporte trascendental que supera barreras académicas porque termina tocando fibras socioeconómicas que van más allá de una ceremonia de grado. Además, porque en años venideros se afianzarán nuevos estilos periodísticos que marcarán el futuro de las comunicaciones fomentadas desde la academia en la región.

Por tal razón, percibimos desde hace algunos años cómo el surgimiento de portales web informativos e innovadores ofrecen “aires frescos” al público, incluyendo desde tratamiento de imagen e información hasta los formatos empleados y apreciados por los navegantes en las múltiples plataformas virtuales.

Más allá de la comunicación

Corrían otros tiempos cuando quienes decidíamos estudiar esta carrera obligatoriamente nos trasladamos de ciudad observando cómo la producción de profesionales no era una respuesta suficiente para solventar necesidades municipales, sino una discusión futurista a partir de los índices laborales exhibidos por el DANE hace algunos años y las características de ciudad que todavía se respiran.

Le puede interesar: Mujer embarazada pierde a su bebé tras ser apuñalada en Barrancabermeja.

Para sintetizar este texto, plantear que Barrancabermeja atraviesa tiempos descoordinados entre lo que produce y lo que necesita, es necesario. El gran ejemplo es la Refinería, entre otros factores porque día a día vemos, al igual que futuras generaciones de comunicadores, a cientos de profesionales – técnicos o tecnólogos – sin oportunidades de empleo claras por ausencia de espacios laborales y diversidad económica local.

Necesidades disparejas

Es decir, no existe coherencia entre las necesidades, los métodos de búsqueda de satisfacción y los resultados obtenidos de beneficio colectivo ciudadano. La situación, muchas veces bordeada por síntomas de crisis, muestra un futuro complicado, tanto para la primera como para las siguientes generaciones de comunicadores sociales que se forman en esta alma mater.

También te puede interesar: