Inicio Magdalena Medio Niño de 5 años muere comiendo crispetas

Niño de 5 años muere comiendo crispetas

por Rebeca Beleño
Niños comiendo crispetas

La trágica noticia ocurrió hoy primero de junio en la ciudad de Barrancabermeja (Santander); el menor de 5 años que se encontraba comiendo unas crispetas; accidentalmente se atoró y perdió la vida.

El menor que intentó tomar agua, para poder pasar el alimento bronco aspiró; su madre que es auxiliar de enfermería  intento por todos los medios auxiliarlo sin tener éxito.

El pequeño fue llevado al centro de salud El castillo, en el barrio El Cerro; pero no lograron salvarle la vida.

La asfixia de menores por culpa de las palomitas es más común de lo que usted cree

Al tener los niños pequeños las vías respiratorias estrechas, un grano de arroz podría pasar a estas vías  y provocar la muerte instantánea por asfixia.

Normalmente, cuando un cuerpo extraño pasa a la vía aérea, el organismo reacciona por medio de la tos, que en ocasiones esta puede ser la solución, ya que permite la expulsión de ese cuerpo extraño; sin embargo, puede ocurrir que el cuerpo extraño se fije en algún punto del trayecto obstruya la respiración y cause la muerte.

Las edades en las que los padres deben tener más cuidado con los alimentos que consumen sus hijos; van desde los 0 hasta los 5 años; porque apenas están desarrollando la habilidad de masticar y tragar.

Tenga en cuenta los alimentos que más atragantamientos provocan en niños

  •  frutos secos
  • crispetas
  • granos de maiz
  • dulces duros
  • uvas
  • gomitas
  • masmelos
  • chicles
  • salchicas
  • Cerezas

Qué puede hacer si esto ocurre

Desde el momento en el que se genera este hecho, lo primero que debe hacer es llame al servicio de urgencias para que lleguen con prontitud

Primero, si el menor esta consiente y tose fuerte, usted siga animándolo a que lo haga; no le golpee la espalda, ni intente meterle los dedos en la boca si no está viendo el cuerpo extraño, ya que podría empujarlo más; si por el contrario lo ve y puede sacarlo, hágalo.

Si el niño tiene una tos que no es fuerte y tiene dificultad para respirar, puede darle 5 palmadas en las espalda y 5 compresiones en el abdomen.

Y si el menor es muy pequeño, puede poner boca abajo sobre  sus piernas y darle 5 palmadas al nivel de los omoplatos , luego voltearlo y darle 5 compresiones por debajo de la línea imaginaria que une los pezones, esto se repite hasta que expulse el objeto.

También le puede interesar:“Ciudadano de bien” es gaseado por la Policía Nacional y les hace el reclamo

También te puede interesar: