Inicio Qué hay de la vida de Jóvenes que transforman: Felix Londoño

Jóvenes que transforman: Felix Londoño

por Karolina Diaz

Felix Londoño nació en Aguachica. Un joven de 29 años, apasionado por las artes, con ansias de aprender y aportar a la sociedad; dinámico, proactivo y emprendedor.

A los 17 años se fue a Argentina a estudiar música pues siempre tuvo claro que quería vivir una experiencia fuera del país y dedicarse al arte.

Sin embargo, no culminó su educación en música pues las condiciones económicas eran complejas en ese momento, sin embargo, no se quedó quieto. Decidió empezar a estudiar cine en la Universidad Nacional de las Artes en Argentina.

Un artista en progreso

Para este momento hizo parte de una banda llamada Station Tres conformada por tres integrantes la cual tuvo grandes logros, incluso fueron entrevistados los medios, realizaron giras y le permitió sentir el éxito como músico y cantante y representó una parte importante para la vida de él mientras vivía en argentina.

Con esas personas, entabló una amistad cercana que ha perdurado a través del tiempo y la distancia. Además, le permitió desenvolverse en escenarios y adquirir la experiencia de estar frente a un público y las cámaras.

Hace hincapié en la parte educativa pues considera necesario trasmitir que, bajo su perspectiva, tener un título universitario no significa que la persona deba limitarse y encasillarse en lo que puede lograr.

También puede leer: Mujeres influyentes: Sandra Cortínez Parada

Considera más importante poder disfrutar los conocimientos y los aprendizajes de las etapas vivenciadas y así, permitirse explorar la diversidad de opciones para crecer, aportar y continuar aprendiendo.

Felix es un joven que, pese a no culminar sus estudios profesionales, ha sido una persona dedicada al mundo de las artes, proactiva e inquieto por aprender y aportar desde su ser y sus conocimientos.

Refiere que, durante sus estudios de cine, tuvo la oportunidad de vincularse laboralmente como productor audiovisual para series de televisión de National Geographic, entre otras pues la experiencia en ese ámbito a veces es más significativa que la educación profesional.

Ruptura de paradigmas y normativas sociales

Inicialmente, Felix Londoño, empezó a producir y a comprar sus primeros equipos, para así realizar producciones con lo poco que sabía, pero hacerlo para ir mejorando. Es gracias a eso que personas como su jefe creyeron en sus capacidades y se vinculó a Caja de ruidos donde duro cuatro años y, asimismo, refiere que la mejor frase para él que describe esto es: “hecho es mejor que perfecto”.

“si yo comienzo a practicar y desenvolverme poco a poco, podré mejorar lo que hago”

Sin embargo, sintió que ya era tiempo de regresar a Colombia, no sin antes darse la posibilidad de conocer culturalmente e incomodarse.

Vivió en México, Madrid, Egipto e India allí logró desarrollar algunos proyectos audiovisuales y personales.

Al retornar a Colombia se reencuentra con su familia y amigos es su cuidad natal y cree fervorosamente que cada uno elige nacer de alguna manera en un lugar y que éste le permite crecer y aprender cosas necesarias para desarrollarse y aportar a su territorio.

Estando en Aguachica, sus padres le dan la oportunidad de trabajar en la IPS como auxiliar administrativo y gracias a sus habilidades con las tecnologías, pudo ir creciendo en la empresa y con la empresa a lo largo de cuatro años, siendo actualmente subgerente.

Un joven emprendedor

Orgulloso de sus padres y el espíritu emprendedor con el que fue impregnado le apostó a una empresa que se llama Portal Studio la cual construyó con Carlos Zuleta, un familiar arquitecto, quienes fusionaron este arte y el diseño audiovisual para desarrollar un proyecto de diseño del edificio de la IPS en un edificio.

Felix admite que es gratificante tener la posibilidad de soñar y hacer parte de dos emprendimientos: uno familiar que le permitió crecer y adaptarse a las adversidades y uno personal que ha ido materializando y ha podido observar la construcción paso a paso.

Esto reafirma su pensamiento de no es necesario obtener un titulo profesional para aportar desde sus aprendizajes, experiencias y logros en diferentes ámbitos.

Continúa haciendo música pues tiene un estudio en casa junto con sus equipos para producir contenido y es así como afirma que el no trabaja, el disfruta sus días haciendo cada una de las cosas y procura mantenerse activo y proactivo.

Grabar, producir, componer música, hacer nomina para los empleados de la IPS son algunas de las cosas en las que dedica su tiempo.

Arriesgarse, transformar y crecer

Invita a las personas a disfrutar de los procesos que se encuentran viviendo, sin importar los motivos que tengan, ni las opiniones de las personas del entorno de cada uno, lo verdaderamente importante es sentirse cómodo y satisfecho con el rumbo que esta llevando la vida de cada uno.

Emprender para Felix, es la capacidad de realizar las cosas sin miedo ni paradigmas externos. Es salir a hacer, con lo poco o mucho que se tenga. Por tanto, para él el mayor limite u obstáculo que puede afrontarse en la mete de cada uno.

En efecto se considera emprendedor, pero más aún es un joven que quiere transformar y afirma que es necesario dar para recibir y por consecuencia, verse retribuido.

Antes de emprender el reflexiona acerca del valor que él puede ofrecer y, asimismo, el aporte de éste a la sociedad y refiere que el resto viene por añadidura.

Le puede interesar: Hombres que transforman: William Egea Sánchez

También te puede interesar: