Inicio Qué hay de la vida de Doña Elisa de quesada, recordada por el almacén el campo

Doña Elisa de quesada, recordada por el almacén el campo

por ivone

Doña Elisa de Quesada, una mujer que durante varios años ha sido conocida y recordada como comerciante de Barrancabermeja, fue propietaria de Almacén el campo.

Elisa, con mucho cariño se refiere a su edad, dice que es una mujer que ha vivido y se siente feliz de hacerlo, sin envidiarle nada a nadie. En sus tiempos libres ella se dedica a leer, acompañar a su esposo a diferentes actividades agropecuarias y disfrutar de la compañía de su familia.

Historia

Pese a que es madre de 5 hijos y con orgullo dice tener 60 años de casada, con el hombre que conoció cuando apenas terminaba el colegio, una historia que cuenta como si se encontrara en ese lugar:

“Hacía poco llegaba del colegio, salía dar una vuelta con las primas en el carro, en ese tiempo era una diversión pasar por la circunvalar, cuando aún era un monte, el iba en la moto y ella dijeron ahí va Nelson Quesada, que lindo pero a mí no me pareció. Luego en casa me lo presentaron pero yo le hacia el feo, me preguntaba que si en la panadería de papa vendían masto y le respondí groseramente que vendían veneno para ratas. Un día me llamo a la panadería preguntando por veneno, le comente a papa que si podía hablar con él y me dijo que si, luego nos visitó a la casa, hablaba con papa, a los 9 meses nos casamos” puntualizo.

Legado

Doña Elisa también trabajo junto a él, incluso cuando sus hijos eran pequeños, demostrando lo que aprendió de su madre:

“Mi mama también trabajaba, cuando llegamos aquí a Barrancabermeja compramos una panadería, en ese entonces se llamaba Panadería X, por ahí al año, mama enfermo y nos fuimos a Bucaramanga, al igual que yo tenía una muchacha de servicio pero siempre estaba pendiente de todo, cuando ella muere me fui a estudiar a Zapatoca y regrese en el año 58”.

Desde entonces recuerda trabajar con su padre en esa panadería. La cual dejo para trabajar con su esposo en el corregimiento El Centro y fundar luego una agropecuaria en Barrancabermeja. En la cual trabajo hasta hace 15 años.

Ella no solo trabajo en su agropecuaria, también organizó eventos que promovían el amor a los animales. Como fueron pruebas de exposiciones caninas y ferias ganaderas. Eventos en los que incluso fueron apoyadas por administraciones municipales.

Descanso

Luego de 45 años de trabajo, decidió que era el momento de descansar un poco y estar al lado de su esposo. Ya que sus hijos eran profesionales y apreciaban el apoyo que les habían brindado.

Desde siempre ha tenido amor por los animales, el mismo que les ha inculcado a todos los miembros de su familia.

Elisa, aunque siempre quiso ser bacterióloga, señala que no imagina como seria su vida de esa manera, ya que sin planearlo. Destaca tener una vida que la hace feliz en todos los aspectos y que le ha permitido aprender todos los días.

Le puede interesar:

Luisa Pérez, la mujer que tiene a Barrancabermeja “Bajo la Lupa

Para ella cualquier mujer puede realizar lo que se proponga y es una defensora del emprendimiento:

“Las mujeres pueden incluso trabajar desde sus casas, yo trabaje muchos años, incluso vender huevos es un emprendimiento y las mujeres pueden hacerlo sin dejar su hogar, saliendo adelante, es algo que le digo a las nuevas generaciones” destaco

También te puede interesar: