Inicio Magdalena Medio Esto fue lo que dijo Ernesto García, entrenador señalado presuntamente de acoso sexual

Esto fue lo que dijo Ernesto García, entrenador señalado presuntamente de acoso sexual

por Digame
Entrenador Ernesto García

El entrenador Ernesto García Gómez cuenta su versión de la historia

Hace unos días la joven Gabriela Olivera contó públicamente por medio de un video que sufrió acoso por parte del entrenador Ernesto García cuando hacía parte de un club de baloncesto en Barrancabermeja.

Luego publicarse el video el martes 4 de enero, la joven de 18 años recibió apoyo de una gran parte de la ciudadanía que cree en sus palabras; y en la historia de acoso que asegura sufrió por parte de su entrenador.

Sin embargo, en esta historia hay dos partes, y el presunto agresor Ernesto García Gómez decidió contar su versión de los hechos, por lo que concedió una entrevista a algunos medios de comunicación de la ciudad de Barrancabermeja.

En Dígame.com.co les vamos a contar que dijo Ernesto García, reconocido entrenador de baloncesto de la ciudad con más de 30 años de experiencia, en la entrevista que duró 45 minutos.

La entrevista de Ernesto García Gómez

La entrevista inicia con el entrenador diciendo que le da la cara a Barrancabermeja y está dispuesto a afrontar la situación y a demostrar su inocencia; además agradece a su familia, a sus verdaderos amigos y a los padres de familia que creen en él.

La primera pregunta que lanza uno de los periodistas, cuestionada y criticada por muchos al sentirse imparcial fue: “Porqué cree hasta ahora vienen con un escándalo de esos, que cree que hay detrás de las denuncias, las injurias, la falsedad que se levantan en su contra”.

A lo que el maestro respondió primero con un recuento del proceso deportivo que tuvo Gabriela, el objetivo que tenían de ser campeones a nivel nacional para lograr una beca, el campeonato que ganaron en 2018 en Barranquilla en el que no estuvo ella, el departamental que ganaron en Bucaramanga; y una explicación de como funcionan por edades los Intercolegiados. A eso le agregó que Gabriela fue la mayor encestadora en un campeonato.

Posteriormente contó que en 2019 Gabriela junto con sus dos amigas se rehusaron a hacer un examen físico que se requería para seleccionar las jugadoras de un campeonato, por lo que tomó la decisión de castigar a todo el equipo.

¿Qué dijo Ernesto García?

Finalmente, luego de la extensa aclaración sobre cómo funcionan el mundo del baloncesto habló de un viaje a la ciudad de Cúcuta, donde según García inició el altercado; explicación que quedó bastante confusa.

“Viajamos a la ciudad de Cúcuta, y en el partido Ana Gabriela que había marcado 23 puntos en la final, no marcó ninguno contra Norte, y se la pasó todo el partido con un dolor abdominal; ahí fue donde se presentó el inconveniente y la niña comienza a hacer su observación o como tratar de tildar que yo la acosaba sexualmente”.

La segunda pregunta estuvo encaminada a las exigencias que el cómo entrenador tiene con sus deportistas cuando están en concentración; lo que que dio pie para que hablara sobre el uso de los celulares y las reglas en los dormitorios; esto teniendo en cuenta que en el video de la denuncia, Gabriela señala que Ernesto García Gómez les prohibía llevar celulares, y les quitaba las llaves de los cuartos.

“Yo siempre a las 9:00 de la noche le pido todo el mundo entregue su celular, y las llaves de la habitación para que no se trasnoche, tampoco acostumbro a ubicar  en una misma habitación a jugadoras que sean muy amiga ‘compinches’, porque se desvelan hablando y no rinden en los partidos… Y quiero aclarar algo y es que nunca duermo solo, yo duermo con otros profesores de otra delegación deportiva”.

Además, recalcó que esa es una medida que toman la gran mayoría de entrenadores en el mundo cuando quieren obtener buenos resultados; también añadió que en los hoteles hay cámaras de seguridad y cada vez que entra un entrenador entra a un dormitorio se le da aviso al jefe de delegación.

Entonces, después de varios minutos de entrevista, se centró nuevamente la conversación al tema de relevancia con la intervención de uno de los periodistas :“Usted en algún momento acosó u hostigó a Ana Gabriela Mesa”. “Nunca, no, jamás” fue la respuesta del entrenador, que justificó que que acoso no es quitar los celulares y las llaves de los dormitorios.

Viaje a Cúcuta.

En una parte de la narrativa de Gabriela asegura que García les dijo que el las miraba mientras dormía por lo que el hombre contó cuando fue la única vez que el entró a oscuras en la habitación de sus alumnas.

El instructor explicó que en el viaje a Cúcuta recibió una llamada en la que le informaban que sus jugadoras estaban a altas horas de la noche haciendo ruido, por lo que decidió entrar en la habitación.

“A las 11:30 de la noche me llamaron porque estaban haciendo ruido, ese día yo si abrí la puerta, y entré a oscuras y prendí la luz, y aparentemente todas estaban dormidas, pero al día siguiente me tomaron el pelo y me confesaron que se habían hecho las dormidas”.

Capturas de Pantalla de las conversaciones.

Frente a las conversaciones se refirió solo a dos de las varias capturas de pantalla que hay circulando en redes, y asegura que lo que se habló ahí respondía únicamente a temas referentes al deporte, el hombre asegura que la conversación se ha tergiversado: “Cuando usted toma un pedacito de la conversación, usted le puede dar el sentido que quiere”.

Qué es lo que considera Ernesto García que sucede con la denuncia de Gabriela.

El entrenador da a entender en la entrevista que lo que ocurrió con Gabriela fue una respuesta equivocada de la joven a las exigencias que él como entrenador le hacía con el objetivo de que tuviera buen rendimiento deportivo. Es decir, Gabriela presuntamente estaría resentida con su maestro por lo que decidió inventar una historia de acoso.

“A los jóvenes de esta generación ya no se les puede exigir, si uno les exige ya se convierte en enemigo de ellos y por eso hemos creado resentimiento en muchos jóvenes.

Otra de las preguntas que se abordó en la entrevista fue referente a la afirmación de Ana Gabriela, que asegura que sus sueños y las metas que quería lograr en el basquetbol se vieron frustradas por ese hecho; respuesta que no estuvo enfocada en envirarle un mensaje a la joven sino en resaltar su carrera profesional y todos los triunfos que le ha dejado y le seguirá dejando a Barrancabermeja.

“Destruir la vida de una persona es fácil, lo difícil es hacer una vida deportiva como yo lo he hecho y darle triunfos a esta ciudad, por primera vez Barrancabermeja fue subcampeona nacional de juegos Intercolegiados. A mí no se me ha acabado la vida deportiva, yo de esto salgo con la fe en Dios”.

En un momento de la conversación a García se le quebranta la voz y expresa que estos últimos días han sido difíciles por los fuertes señalamientos, pero su familia y amigos han estado apoyándolo; además cuenta que ha recibido amenazas por redes, mensajes de texto, y llamadas.

“No me voy a ocultar, no voy a salir corriendo, la gente me conoce, sabe dónde vivo, y voy a caminar por las calles de mi ciudad como siempre lo he hecho”.

Lo cierto es que durante los 45 minutos de la entrevista en ningún momento el entrenador expresó una disculpa hacia la joven por al menos sin intención alguna de su parte haberla hecho sentir incómoda, por el contrario, dijo que no tenía ningún resentimiento hacia ella y que no la juzga.

Ernesto García Gómez

Ernesto García interpondrá denuncia penal.

Hasta el momento no se conoce una denuncia formal ante las entidades competentes en contra de Ernesto García. Sin embargo, el no descarta junto con su abogado la posibilidad de entablar una denuncia penal por injuria y calumnia. Ahora bien, en Colombia las víctimas de delitos sexuales tienen derecho a denunciar públicamente, esto según la Corte Constitucional. (Sentencia T-289/21).

La Corte llegó a dicha decisión luego de una tutela que interpuso un hombre que consideraba se había vulnerados sus derechos a la honra y el buen nombre, luego de que una mujer denunciara públicamente que había sido abusada por él.

Para los magistrados la afectación que el hombre pueda llegar a sufrir con la publicación es menor a la que ella padecería si se le impidiera denunciar los hechos de los que afirma haber sido víctima.

En Colombia se protege el ‘escrache’, que es la denuncia en redes sociales de casos de acoso o abuso sexual.

En el país la publicación de denuncias sobre discriminación y acoso en redes sociales goza de protección constitucional; pero también exige responsabilidad con la información que se divulga, es decir se prohíbe publicar datos privados o semiprivados del presunto acusado como como el número de su cédula, o dirección de residencia. (Sentencia T-275-21)

Y es que en una sociedad en la que las mujeres son víctimas de este tipo de conductas en múltiples ámbitos de la cotidianidad se les debe garantizar y  proteger su derecho de hablar y de no sentir temor a denunciar. Para la Comisión Interamericana de Derechos humanos: “El silencio es el mejor aliado para perpetuar los abusos y las desigualdades a los que se encuentra sujeta la mujer en todo el hemisferio”.

También le puede interesar: La ola de denuncias sobre acoso, violación y maltrato

Sumado a la denuncia pública de Gabriela, se conoció el caso de Dayana Cantillo también alumna de Ernesto García. En el siguiente video le mostramos fragmentos de la entrevista que le hicieron periodistas de Barrancabermeja donde habla de ese caso.

También te puede interesar: