Inicio Magdalena Medio Barrancabermeja y el periodismo visceral

Barrancabermeja y el periodismo visceral

por Karen Morena

12 de abril de 2016

ventana-rota-20090606_MG_1854_thumb

El periodismo en Colombia está viviendo una crisis de ética, en donde la arrogancia, los excesos, la falta de verificación y de  independencia son las principales características.

En Barrancabermeja, el caso del Exconcejal Carlos Andrés Gonzáles Mebarak, quien el pasado 5 de abril sufrió un accidente automovilístico en la vía Bucaramanga – Barrancabermeja, quedando en un delicado estado de salud, y a quien el pasado sábado 9 de abril, los medios de comunicación Barranqueños dieron por muerto.

La realidad del periodismo

Lo anterior, evidencia la clase de periodismo que se está realizando en el municipio: amarillista, visceral, frívolo, parcial,  falto de veracidad, objetividad, en donde el contraste de fuentes brilla por su ausencia y peor aún no cumple con la función social del periodismo.

Estos casos demuestran cómo el periodismo ha venido en decadencia y ratifican la crisis actual, explicado con la eliminación de la tarjeta profesional que se dio en 1998, donde pareciera que para el ser periodista no se necesita del profesionalismo.

También se puede explicar de acuerdo a lo planteado por Ignacio Ramonet en su libro La Tiranía de la comunicación, cómo han mutado conceptos básicos del periodismo en los últimos años: información, actualidad, tiempo y veracidad, donde las Nuevas Tecnologías de la Comunicación y la Información juegan un papel trascendental.

Para efectos del caso Mebarak y centrándonos en el concepto de veracidad, Ramonet explica, que hoy un hecho es verdadero no porque corresponda a criterios objetivos, riguroso y verificados en fuentes, sino simplemente porque otros medios repiten las mismas afirmaciones y las <confirman>.

Los medios no saben distinguir, estructuralmente, lo verdadero de lo falso.

Además, la inmediatez y la constante competencia, hacen que la información esté en pugna por un trofeo: la primicia.
En este caso, Mebarak y su familia sufrieron las consecuencias.

El impacto del periodismo

Como decía Gabriel García Márquez:

“La calidad de la noticia se ha perdido por culpa de la competencia, la rapidez y la magnificación de la primicia. A veces se olvida que la mejor noticia no es la que se da primero, sino la que se da mejor”.

Finalmente la reflexión se centra en analizar la clase de periodismo que se está realizando en el municipio y además conocer  las personas que están detrás de este periodismo, así como afirma María Jimena Duzán:

“hay periodistas corruptos que han convertido el periodismo en un negocio; trafican con la información y se aprovechan de su condición de periodistas para acceder a lugares con el propósito de engordar sus bolsillos, mover procesos o conseguir dádivas”

También te puede interesar: