Inicio Qué hay de la vida de Gustavo Angarita, un Barranqueño con sentido social

Gustavo Angarita, un Barranqueño con sentido social

por Luis

Joven, barranqueño, abogado, carismático, y comprometido con su tierra en el tejido social,  puso su granito de arena para que en este año que pasó, la Expedición Santander se ejecutara en Barrancabermeja, y varios empresarios, jóvenes, abuelos y niños de la ciudad, se vieran beneficiados de esta estrategia que tiene la Gobernación de Santander para sus municipios.

Gustavo Angarita tiene 32 años de edad. Terminó su bachillerato en el Instituto Técnico Superior Industrial. Es abogado de la Universidad Cooperativa de Colombia, Especialista en Contratación Estatal y en Derecho Laboral y de Relaciones Públicas, también hizo una maestría en el Externado de Colombia.

Es el menor de los hijos de Gustavo Angarita Nieto, obrero  pensionado de Ecopetrol,  y una madre que renunció a sus aspiraciones laborales para dedicarse a su hogar. Incentivando así en sus dos hijos, el valor y la importancia de la familia.

Ha estado en diferentes cargos públicos, pero en el último  fue en donde sintió que aportó más a la ciudad en el sentido social.

Desde el 2010 empezó a trabajar en el sector público.  Primero en la Contraloría Municipal de Barrancabermeja,  después en la Oficina Asesora de Planeación de Barrancabermeja y en la Personería Municipal. Sus funciones siempre han sido ligadas a la atención comunitaria.

En la Gobernación de Santander empezó con la Dirección de Víctimas, cargo que ejerció por  8 meses y logró un proyecto  que benefició a la Ciénaga del Opón. También se desempeñó en trabajo social de proyectos productivos para fortalecer unidades empresariales de diferentes partes del departamento.

Luego fue Secretario de Cultura Departamental dejando huella en el aporte para recursos del Teatro Santander.

Por casi 4 años trabajó en la Dirección Social de la Secretaría de Desarrollo de Santander.  Ahí  conectó su rol de abogado con lo social, y fue entonces donde pudo gestionar proyectos enfocados en tejido social para Barrancabermeja.

Durante este semestre trabajó fuertemente por lograr cumplir con todos los programas que tenía la Expedición Santander 2018 en la ciudad, y que culminó el pasado domingo 9 de diciembre, entregando los resultados y el balance del trabajo con la comunidad.

“Me llena de orgullo poder decir que hice parte de la producción de ese granito de arena, este semestre que estuvimos trabajando con ellos, fue un semestre provechoso”.

Así mismo dijo que aspira a un cargo de elección popular, pues quiere seguir aportando grandes cambios a Barrancabermeja, pero aún no decide si desde  la Asamblea Departamental,  o por qué no, desde la Alcaldía. Para tomar la decisión, renunció a su cargo en la Gobernación.

 “He estado en el sector público por más de 10 años. Siento que tengo la experiencia y considero que debo ayudar desde lo elegible, poder estar en un cargo de elección popular y demostrar que se puede hacer política de forma decente y nueva”.

Considera que el principal problema de la ciudad, es creer que aquí solo hay petróleo, y dijo: “Tenemos que sacarnos el chip y no ser tan dependientes del petróleo. Hay que buscar economías alternas, qué productos o servicios se encuentran,  la agricultura por ejemplo, y aprovechar el puerto para exportar por el río.”

También te puede interesar: